Alineación y balanceo: qué son y para qué sirven

Si has cambiado de llantas alguna vez, debes saber que alineación y balanceo – por más que siempre se las menciona juntas – no significan lo mismo. Hoy te vamos a explicar que significa cada una, por qué es importante que se haga este procedimiento y cuando debes hacerlo.

Alineación

asd
Alineación y balanceo.

La alineación es un procedimiento mediante el cual las llantas de un auto quedan en el ángulo correcto, de acuerdo a las medidas que indica cada fabricante del vehículo. Estas medidas no son iguales para todos los carros.

Con el paso del tiempo, todos los vehículos se van desgastando y por eso es tan necesario una revisión cada cierto tiempo. Lo mismo pasa con las llantas. La alineación es fundamental a la hora de cuidar las llantas de un vehículo, aumentar su seguridad y también su vida útil. Es importante que este procedimiento sea realizada por un experto que verifique el estado general de las llantas y conozca las medidas de alineación del vehículo en cuestión

Un auto con una correcta alineación es aquel en el que las llantas pueden desplazarse en línea recta con cierta estabilidad, sin desviaciones muy marcadas. Si al momento de soltar el volante de tu auto – por unos segundos – este se va hacia la derecha o a la izquierda, entonces puede ser momento de una alineación.

Generalmente recomiendan hacer la alineación cada 5 mil o máximo 10 mil kilómetros recorrido o cada seis meses si el carro transita constantemente lugares difíciles como carreteras con baches o bien deterioradas. También debes hacer alineación cada vez que haces cambio de llantas, dirección o suspensión del vehículo.

Balanceo

asd
Proceso de balanceo.

El balanceo es un procedimiento que regula y permite que la rueda de la llanta gire sin vibraciones en los automóviles a ciertas velocidades. La función del balanceo es compensar los pesos entre la llanta y el aro.

Puedes reconocer que ya es hora de hacer el balanceo cuando circulas a una velocidad moderadamente alta y percibes una vibración extraña, ya sea en el volante, en el tablero o hasta en los asientos. Otras señales son la dificultad para girar hacia un lado específico, inestabilidad del volante al conducir en línea recta, reconocer el desgaste en varias partes de la llanta. Todo esto es un gran indicador de que tu auto ya necesita una revisión porque algo no está bien. Este servicio siempre debe hacerse en las cuatro llantas.

Este procedimiento es importante porque el desbalance puede llegar a provocar fatiga del conductor, desgaste prematuro de las llantas y hasta un desgaste innecesario en la suspensión del vehículo.

Es importante que hagas este procedimiento cada 5 mil o máximo 10 mil kilómetros. Lo mismo cuando hagas cambio de llantas. Si a tu auto le realizaron cambios de amortiguadores, bieletas, rótulas, flecha, suspensión y/o terminales de alineación debes sí o sí hacer tanto alineación como balanceo. El balanceo por lo general se hace en 45 minutos, pero sí es importante que lo hagan expertos en este tema.

Como siempre te recomendamos que hagas chequeos periódicos a tu auto, de esta manera no vas a tener problema ni sorpresas desagradables. Aun así, es importante que estés pendiente de las señales que te indicamos aquí.

Ahora que ya conoces qué son, su importancia y para qué sirve cada procedimiento, te propongo pensar ¿cuándo fue la última vez que le hiciste alineación y balanceo a tu auto? ¿has notado alguno de los signos que te mencionamos? ¿Vibraciones, que el carro se va para un lado? ¿O por el kilometraje ya te toca hacer un chequeo, alineacion y balanceo?

Cuéntanos..

¿Qué otras señales conoces que indican que el auto necesita este tipo de servicio?

Por: Carolina Vilches

¿Estás buscando un auto? ¡Ingresa a PATIOTuerca.com y encuentra el auto de tus sueños!