Prevención y calidad, aspectos a tomar en cuenta

El sector automotor está compuesto por varios tipos de vehículos. Uno de ellos es el pesado. Los ejemplares que sirven para actividades de carga, remolque, transporte o comercio, entre otras, requieren de cuidados como cualquier otra clase de máquinas. Un aspecto fundamental en este sentido son los lubricantes.

asd
David Castro, experto en soporte técnico de lubricantes en Conauto.

David Castro, experto en soporte técnico de lubricantes para la empresa Conauto, asegura que este es un tema delicado que requiere de atención específica. “En el mercado ecuatoriano hay vehículos con distintos motores (de gasolina o de diésel). Cada uno de ellos requiere de aceites hechos a su medida. Las personas deben conocer cuáles son las necesidades de su automotor para tomar las medidas preventivas y evitar algún daño considerable”, explicó.

Según el especialista, los nuevos modelos que se venden en el país exigen cada vez mejores lubricantes. Es por eso que se han desarrollado varios tipos: minerales (de origen natural), sintéticos (artificiales) y semisintéticos (una mezcla de los dos anteriores).La elección adecuada para cada vehículo debe ser tomada con la asesoría de un experto o siguiendo los manuales de cada fabricante.

Castro añadió que la eficacia de un lubricante depende también del filtro que se utilice. “No sirve de nada tener el mejor aceite de motor si el filtro no cumple con su función. Todos estos aspectos deben ser considerados a la hora de proteger la inversión realizada en un modelo pesado”, señaló.

El entendido también dijo que los lubricantes se encuentran en el sistema de transmisión y que estos requieren de mantenimientos preventivos para garantizar su perfecto funcionamiento. “Este es un punto que las personas suelen descuidar a veces. Existen aceites que pueden ser cambiados cada cierto kilometraje, pero también hay otros muy avanzados que no deben ser reemplazados. Es cuestión de revisar el nivel del líquido para que los engranajes del sistema funcionen sin problema alguno”, destacó.

Finalmente, Castro recalcó que otro de los componentes a los que hay que cuidar es el radiador, que trabaja conjuntamente con el refrigerante para mantener los niveles de temperatura del motor en puntos ideales. “Todos los sistemas merecen ser atendidos a tiempo. Es preferible prevenir para que los vehículos funcionen sin inconveniente y, así, se extienda la vida útil del ejemplar”.