París, un cambio total

El salón francés es uno de los eventos de la industria automotriz más esperado en todos los años pares. Varias son las marcas que esperan este momento para presentar las últimas novedades en cuanto a vehículos superdeportivos como a los eléctricos que cada vez toman más importancia en el mercado mundial.

experto 1 (5)La capital francesa tiene sus atractivos por donde lo mires. Esos característicos edificios que no superan los cinco pisos y mantienen sus rasgos históricos, los bares en las principales esquinas para tomar esos pequeños -pero sabrosos- cafés, los puntos turísticos como la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo y el Salón Internacional del Automóvil que, año por medio, muestra todos lo que veremos en la industria en los próximos años. Eso es París, una ciudad encantadora y seductora que tuve la posibilidad de visitar un par de días.

Más allá de todas sus icónicas referencias, lo que me importa es contarle a ustedes lo que viví en mi experiencia en el Mondial L´Automobile. A decir verdad, no es que me haya impresionado con los vehículos que se exhibieron, pero si me llamó mucho la atención la inmensidad del salón que se divide en ocho pabellones y tiene casi cincuenta marcas que develan algunas de sus novedades.

Lejos en el tiempo quedaron las magníficas presentaciones de los vehículos deportivos porque la industria ha tomado un nuevo camino. Ahora, los eléctricos y los híbridos son las estrellas de los espacios de cada automotriz. Por imagen y nuevos objetivos, las diferentes marcas piensan cada uno de los detalles en base a la movilidad sustentable que, para ellos, será el futuro de la industria.

El espacio principal de Volkswagen quedó en manos de I.D. Concept, un vehículo que tiene un motor eléctrico de 125 kW capaz de alcanzar una autonomía que va de los 400 a los 600 kilómetros con una sola carga de la batería. Un referente de la marca alemana que comenzará a comercializarse en 2020. Con este modelo y varios más de su cartera, VW pretende, en 2025, llegar a vender un millón de vehículos eléctricos anualmente.

Audi, Toyota, Renault, Citroën, Peugeot, BMW, Opel y varias marcas más reservaron el sitio más importante para sus productos con movilidad alternativa. Después de recorrer todos los pabellones en varias oportunidades, me convencí que la industria ha cambiado para darle importancia a las nuevas opciones de movilidad sustentable.

En realidad, lo que creo es que se ha modificado es la preocupación de la gente en el cuidado del medio ambiente y es por ese motivo que las automotrices cambiaron sus metas. Por ahí, nosotros, acá alejados del “primer mundo” nos parece algo verosímil y lejano tener a los eléctricos transitando por nuestras calles, pero cuando menos lo imaginemos vamos a comenzar a oír más seguido de ellos.

París, que hasta mi llegada era sólo un salón y una bonita ciudad, me dejó en claro que el mundo está cambiando. La industria ya tomó nota de ellos, ahora nosotros, en Latinoamérica, debemos hacerlo para ser parte de este cambio.