Mi primer auto… ¿Nuevo o usado?

Llegó el momento perfecto para comprar un auto, tu primer vehículo, y surgen muchas dudas por modelos, marcas, tipo de carro, como pagarlo, y otras interrogantes. Pero una de las primeras y más importantes es considerar si vas a invertir en un auto usado o en uno de paquete. A continuación las ventajas y desventajas de cada opción, léelo y piénsalo bien antes de decidir.

Auto nuevo – el sueño de todos

Mi primer auto
Un auto nuevo es una buena opción si se ajusta a tu presupuesto.

Como todo, tiene sus pros y contras. No solo debes pensar en lo maravilloso que es tener un carro flamante, con olor a nuevo, impecable y resplandeciente. Debes también recordar que un auto nuevo es muy costoso. Pero a su vez, trae sus ventajas: garantía del fabricante, estado óptimo y un mejor rendimiento en general.

Otro punto a su favor son los gastos de mantenimiento. Si tú cuidas tu vehículo, le haces los chequeos periódicos en la concesionaria – aunque sea un poco más caro – y sigues las instrucciones y recomendaciones, no tendrás mayores gastos, salvo los preventivos.

Además, tener un auto cero kilómetros trae como beneficio que es un vehículo que está recién estrenándose, no le suena nada, su aspecto exterior e interior es impecable y, lo que hará de tu vehículo súper cómodo. Y al momento de la revisión técnica para matricular el carro, este estará exento por lo menos un año.

Además, comprar un auto nuevo también tiene a su favor que puedes aprovechar promociones y descuentos que te ofrecen las concesionarias, además de mantenimientos gratuitos, accesorios y upgrades.

Otra ventaja son los avances tecnológicos: los autos nuevos cada vez son más desarrollados en ahorro de combustible, seguridad, entretenimiento y hasta en emisiones contaminantes – que hoy en día son muy importantes.

Hasta aquí suena todo bien. ¿Cuáles son las desventajas? Ya hablamos de los precios altos que se manejan en la industria automovilística, ahora hablemos de la devaluación de un auto nuevo: al salir de la concesionaria, el vehículo pierde aproximadamente el 10% de su valor, y al año de la compra se devalúa en un 20%.

Otro punto en contra es el valor de los trámites legales, por ejemplo la matrícula: al ser un vehículo nuevo, vas a tener que pagar una matrícula alta – también dependiendo de qué vehículo sea.

Auto usado – lo conveniente para muchos

Mi primer auto
Un auto usado generalmente tiene mejor precio, y no se devalúa rápidamente. Revísalo bien antes de comprarlo.

Muchas veces las personas compran su primer auto no nuevo, sino usado. En esto influyen muchas cosas, entre ellas el presupuesto que se tiene no solo para el vehículo en sí, sino también en su mantenimiento. Un auto usado generalmente no tiene garantía, por lo tanto no hay obligación de llevarlo al mismo concesionario para las revisiones. Es decir, se gasta menos ya que generalmente se busca un mecánico con buenos precios y de confianza. Algunos patios de autos usados – autorizados – si dan garantía por seis meses o hasta un año. Por eso es importante también que elijas bien donde vas a hacer tu compra, preferible si es en un lugar que te da todas las seguridades del caso.

Además, el auto usado tiene a favor que ya no serás tú quien asume la depreciación del carro, más bien eso ya lo pagó el dueño anterior. Cuando quieras venderlo, el precio no será tan diferente al que lo compraste.

Y otro beneficio, súper importante, es que se ahorra tiempo y dinero en los trámites iniciales como la matrícula del vehículo, la asignación de placa, entre otros. De eso ya se encargó el anterior dueño.

Al buscar un carro usado, vas a encontrarte con una amplia variedad de modelos y marcas, y como dijimos anteriormente, a un mejor precio. El mercado de autos usados te brinda este beneficio con la ventaja que puedes encontrar vehículos en muy buen estado.

Mi primer auto
ahorra tiempo y dinero al comprar un auto usado

Pero no todo es color de rosas: lo que ahorras en el carro muchas veces lo terminas gastando en repuestos o piezas que ya no funcionen. Recuerda que alguien más usó el vehículo, y sólo él tiene la información de choques, problemas, reparaciones y chequeos. Esto en definitiva es una gran desventaja. Por eso, si vas a comprar un carro usado, llévalo a tu mecánico de confianza para que le haga una revisión.

Además, al tener varios años, no contará con la última tecnología en términos de seguridad y ahorro de combustible, temas que estos últimos años se han desarrollado de una forma potencial y que ayuda a los conductores a ahorrar presupuesto.

Solo tú puedes decidir si debes comprar tu primer auto nuevo o usado, siempre pensando en tus necesidades y en el presupuesto destinado a esta inversión. Pero recuerda que no es simplemente la compra, también son las revisiones y todo lo que implica mantener un auto – gasolina, lavado, matriculación, entre otros.