Los cuidados revalorizan un vehículo

La inversión en un automotor no termina al comprarlo. Con el pasar de los años y su uso diario, se desgastan de forma natural. Prevenir el deterioro con cuidados periódicos puede ser una alternativa viable. Sin embargo, cualquier daño puede ocurrir de forma inesperada. Ante esta situación, es indispensable recurrir a los expertos para repararlos a tiempo y de forma eficiente.

Los cuidados revalorizan un vehículo

Winner Mika Hakkinen(FIN) Mclaren MP4-15 Belgian GP, Spa, 27 August 2000
Byron Rivadeneira, gerente de “El Genio del Golpe”

Byron Rivadeneira, gerente de la empresa El Genio del Golpe, asegura que es indispensable mantener en perfecto estado tanto el interior como el exterior de un vehículo. El experto recalca que esta es la única forma de proteger la inversión y de no perder dinero en una eventual transacción comercial.

Rivadeneira aconseja mantener limpio el interior de un carro utilizando productos de calidad que humecten y prolonguen la vida del cuero, vinil, plástico, tela, etc. “Utilizando las técnicas apropiadas de limpieza recuperamos varios años en apariencia y cuidaremos su vida útil”, explicó.

En caso de existir daños en el parabrisas, uno de los elementos más delicados de un automotor, el especialista recomienda evaluar la gravedad de la afectación antes de tomar la decisión de repararlo o sustituirlo. “Al ser un elemento delicado es importante analizar bien la decisión que se va a tomar”.

Sobre el sistema de suspensión, Rivadeneira recomienda cambiar los amortiguadores cada 40.000 kilómetros para mantener la comodidad de marcha y la seguridad, aunque esta cifra puede variar dependiendo de la forma de conducir de cada persona o de los daños que puedan sufrir. “El cuidado de este sistema es de mucha importancia, ya que con ella prevenimos el daño progresivo en el resto de la carrocería y de otras partes del auto, así como también posibles accidentes”, expresó.

Acerca de los procedimientos de pintura y enderezada, el experto aconseja acudir a centros autorizados para obtener un arreglo de calidad. “Es fundamental iniciar  con la valoración de los daños para, posteriormente, escoger el mejor método a fin de conseguir que la lata regrese a sus líneas de fábrica. Es preferible hacer esto en lugares que garanticen la calidad del trabajo”.

En cuanto a la pintura, Rivadeneira destaca las ventajas de la pintura al horno. “Esta técnica permite que el flujo de aire de la cabina expulse los residuos e impurezas del ambiente. También facilita el manejo de la temperatura interior para la aplicación y curado del barniz, lo que hace que mejore el brillo y la resistencia a posibles rayones”, destacó el experto, quien recomienda asistir a sitios confiables para realizar cualquier tipo de reparación en un automotor.