El ‘peso’ del transporte ecuatoriano recae sobre el sistema de suspensión

Todos los días se movilizan grandes cargas para satisfacer las distintas actividades comerciales y productivas en el país. El transporte de estos objetos requiere de un trabajo de precisión y de seguridad a tiempo completo. Es por eso que se emplean los mejores vehículos pesados para cumplir con esta tarea. Sin embargo, hasta el cabezal o camión de mejor calidad puede fallar debido a la exigencia de su trabajo.

d
Jaime Esparza, técnico de Imfrisa.

El sistema de suspensión es uno de los más afectados debido al peso que transportan estos ejemplares. Este mecanismo es fabricado con los componentes más robustos para garantizar su durabilidad. Generalmente son diseñados con ejes rígidos de gran capacidad, con resortes que superan la capacidad de carga. Estos últimos (resortes) pueden ser de diferentes tipos: paquetes de hojas o resortes neumáticos.

Los vehículos pesados en  Ecuador pueden equipar tres tipos de suspensiones: de alta fricción (paquetes de hojas), de baja fricción (resortes neumáticos) y combinadas. La primera alternativa implementa amortiguadores que tienen como objetivo mejorar la seguridad, ofreciendo mayor maniobrabilidad y control del vehículo. Además, eliminan las vibraciones en el sistema. Esto ayuda a que no se genere un desgaste apresurado de las llantas, rodamientos, bujes y otros elementos anexos al sistema.

La segunda opción también usa amortiguadores ya que es el único elemento encargado de mantener la rueda adherida al camino. Sin embargo, no es regla general su uso. Las suspensiones de alta fricción pueden omitir el uso del amortiguador y encargan a la fricción que hay entre las hojas del paquete al resto del sistema. Esto tiene una desventaja cuando el camión va descargado, ya que no mantiene las ruedas sobre el piso todo el tiempo.

La última opción emplea resortes de paquetes, resortes neumáticos y amortiguadores. Estos brindan una capacidad de carga superior y una confiabilidad a toda prueba.

Según Jaime Esparza, técnico de G-Control Colombia / Ecuador (Imfrisa), las personas deben escoger una suspensión adecuada acorde al sitio donde el vehículo va a desempeñar sus actividades. “Una suspensión de paquete opera mucho mejor en carreteras en mal estado y sin pavimento, mientras que las neumáticas funcionan correctamente en vías irregulares o pavimentos en buen estado. Los amortiguadores de servicio pesado están expuestos a temperaturas de trabajo alrededor de 180°C, con lo cual los materiales utilizados y su fabricación requieren de la correcta selección para evitar paradas no programadas al vehículo pesado”, explicó.

Tips de cuidado:

  • La suspensión debe ser revisada cada 25mil a 30mil km. La idea es alinear la dirección del vehículo al menos cada 12 mil Km.
  • Usar repuestos de calidad.
  • Operar el equipo dentro de sus parámetros normales de uso.
  • Escuchar las indicaciones que de cada conductor acerca del vehículo para ir advirtiendo en que elementos concentrar las revisiones de mantenimiento.