El 4×4 ‘une’ los caminos del país

En el mundo son pocas las actividades tuerca que fusionan la adrenalina con los paisajes naturales. El 4×4 es una de ellas. Esta disciplina es muy valorada en el Ecuador, ya que el país ofrece condiciones inmejorables para su puesta en escena.

experto 1Es por eso que cada año gana más adeptos. La cantidad de seguidores que incursionan en esta práctica aumenta de forma continua, indistintamente de la edad, género o condición social. Además, es un deporte que ofrece libertad, creatividad y acerca a las personas a los sitios más hermosos del suelo patrio en un acto de ‘comunión’.

Según Michell Rivadeneira, experto en 4×4, las personas interesadas en iniciarse en este mundo deben cumplir requisitos muy básicos en una primera instancia. “Unirse a las salidas todoterreno requiere de un vehículo con capacidades ‘off-road’, sobre todo que incluya una caja reductora si se busca llegar a sitios recónditos. Luego se puede ir adaptando al automotor la suspensión y los neumáticos especiales, las herramientas de autorescate, etc. Todo esto dependerá de las necesidades de cada persona o cada situación”, dijo.

A decir de Rivadeneira, el mercado ecuatoriano ofrece una variedad de modelos que pueden ser empleados para recorrer las rutas más aventureras. Sin embargo, los automotores todoterreno puros (con caja reductora) están en peligro de extinción. “En la actualidad se venden SUVs con funciones off-road. No obstante, estos modelos tienen un objetivo diferente en la sociedad. La mayoría están pensados para ofrecer comodidad y la posibilidad de salirse del camino si fuera necesario, pero no para hacer prácticas extremas”, destacó.

El especialista señaló también que uno de los aspectos más relevantes es la seguridad en el 4×4. Sea cual sea el lugar, o la persona que vaya a conducir en sitios de difícil acceso, se debe cumplir con parámetros claves para mantener la integridad de los tripulantes. “Quienes se dediquen a estas actividades tienen que regirse a las normas de seguridad, como la utilización de un roll bar, de elementos de autorescate o de protecciones como el casco, especialmente cuando se trata de competencias”, expresó Rivadeneira.

Sea cual sea la finalidad, quien se involucra en actividades todoterreno debe saber que este deporte tiene un costo, ya sea por la adquisición del automotor o su preparación. No obstante, es una actividad que ofrece una recompensa muy alta en emociones. Es importante considerar que una salida debe estar compuesta, al menos, de dos o tres vehículos para labores de rescate. Caso contrario puede implicar un riesgo para quienes viajen solos.