¿Qué es la inspección vehicular y por qué es tan importante para mi seguro de auto?

Siempre antes de poder asegurar tu carro, tu vehículo pasará por una revisión. Esta es super necesaria e importante, tanto para ti como para la empresa con la que contratarás el seguro. No creas que esto es atípico. Más bien es obligatorio. ¿Por qué? Sigue leyendo, que aquí te lo vamos a contar.

Inspección vehicular ¿Qué es y para qué se realiza?

Inspección vehicular
Un requisito imprescindible a la hora de la contratación del seguro.

La inspección vehicular es un requisito imprescindible para la contratación del seguro de auto. En esta se chequea el estado general del vehículo, la originalidad del sistema de identificación, correspondencia de lo mismo con características descritas en la matrícula, registro del automóvil en el organismo de tránsito e información adicional que garanticen el estado general del automóvil. Todos estos datos deben ser correctos y coincidir con lo que el dueño está diciendo para aprobar la revisión.

El objetivo es tener toda la información necesaria para el aseguramiento de tu auto, con el fin de generar un informe para la aseguradora en el que se determine si su automóvil cuenta con características favorables para ser asegurado. Estas inspecciones deben realizarse a toda clase de vehículos (livianos, pesados, motos), no tienen costo para el usuario y deben hacerse previa programación con su asesor de seguros.

No sólo es información

Pero no se trata solo de información. También se hace un chequeo – no tan profunda como la hace un mecánico – del estado general del carro. Esto incluye el kilometraje, estado de puertas faros, pintura del auto, parachoques y todas las características exteriores. Lo mismo con las características interiores como los asientos, el volante, cinturones de seguridad (si funcionan correctamente), el tablero y la información que ahí se refleja, entre otros elementos que son específicamente del interior.

No se queda solo ahí. También se hace una revisión de las llantas, los aros y su estado, y por último el estado del maletero: si la puerta cierra bien, la alfombra del mismo y si el dueño del auto cuenta con las herramientas para cambiar de llanta o lo exigido para cualquier emergencia, como un extintor.

La tecnología también se revisa

Inspección vehicular
Inspección completa del auto.

No solo es una revisión visual. También el inspector revisa cómo encender el auto, y otros elementos de la “tecnología” del mismo. Uno de los puntos que se revisa es el equipo de sonido, que tipo de equipo – si es removible (tipo máscara) o fijo -,  que marca de radio es, si tiene para CD o no – en este caso ven todo lo que tiene, la marca y cuantos parlantes tiene el vehículo, y anotan cualquier otro detalle que salte en cuanto al equipo de sonido.

Otra pregunta en cuanto a la tecnología está vinculada con la seguridad del auto. Si este tiene o no alarma que se active en la apertura no solo de puertas sino también del capot y maletera, y cómo este se activa. Si el auto cuenta con sensor de movimiento, protectores de faros posteriores, tuercas y pernos en aros de ruedas, si existe un sistema trabagas u otro tipo de seguridad.

Donde se hace la revisión

Hay dos opciones para la revisión. Algunas aseguradoras tienen sitios autorizados para la inspección, donde el cliente que quiere asegurar su vehículo debe llevarlo y que ahí se realice el chequeo. Otros, y creo yo que es lo más fácil del mundo, lo hacen a domicilio. Siempre tendrán un formulario u hoja de inspección que irán llenando, como un check list.

Eso si, es importante que estés presente o que contestes en el debido momento cualquier inquietud de la persona que hace la inspección, ya que es importante cumplir todos los parámetros que exigen las aseguradoras. De esto dependerá que tu auto sea asegurado y la tasa, ya que si es un auto con muchos riesgos, el valor a pagar será mayor. Incluso una empresa de seguros puede rechazar un vehículo, debido al riesgo que este significa.