¿No tienes tu auto asegurado? Conoce las posibles consecuencias

Hay gastos que en realidad son una inversión. Esto pasa con los seguros, sean médicos, de vida, de bienes y – lo que hoy a nosotros nos interesa – de auto. Comprar un vehículo significa un gran esfuerzo, no es algo que se hace del día a la mañana. Es un logro gracias al esfuerzo. Pero, ¿qué pasa si de un día para otro – por no tener seguro – pierdes todo ese esfuerzo? Nuestra idea no es asustarte, pero sí aconsejar. Conoce 3 importantes y posibles consecuencias de no tener tu auto asegurado.

Perder tu inversión

auto asegurado
Una posible consecuencia es la perdida del vehículo.

Normalmente cuando sacas un crédito es obligatorio tener seguro de auto, para que ante cualquier siniestro este cubra la totalidad del valor a pagar. Pero hay ocasiones en las que no es este el caso. Y cuando no es obligatorio, no tienes seguro, y se presenta siniestro – llámese accidente, robo o cualquier otro daño al auto – tu mismo debes cancelar esa deuda y sin poder usar el auto.

Y pensemos, si no tienes seguro, y causas un accidente. ¿Cómo vas a reponer los gastos de la otra persona? En algunos casos se intenta contar con la buena voluntad de la gente que dice que se hará cargo de los gastos de manera particular. Sin embargo, es una situación muy engorrosa y bastante difícil de coordinar. Pero, aunque tengas la mejor voluntad para ayudar, ¿si tu no tienes los recursos, como haces?

Solo de pensar en esta consecuencia, se me pone la piel de gallina. Por eso es súper necesario tener asegurado tu vehículo, también si lo estás pagando.

Perder el vehículo

Otra posible consecuencia es la pérdida del auto – se repite del anterior, pero el escenario es diferente. Digamos que ya terminaste de pagar tu carro, pero por un accidente tienes pérdida total. Es decir, te quedas sin auto. Por más que ya no debas pagar al banco o a otra institución financiera por un crédito, igual te quedas sin tu medio de transporte que tan difícil fue pagar mes a mes.

Lo mismo pasa si sufres un robo. Nadie va a responder por ti, nadie te ayudará, simplemente te quedas sin auto. Esta es otra consecuencia – y grave – de no tener seguro para tu carro. Es mejor prevenir que lamentar.

Responsabilidad civil

auto asegurado
Responsabilidad civil.

Si estás involucrado en un accidente, donde el contrario tiene algún tipo de lesión, tú deberás correr con esos gastos. En caso de tener seguro, este se ocupará de todo. Imagina los altos valores que este accidente puede generar. Ojalá a nadie le pase, pero siempre es lo mejor estar protegido de alguna manera. Al tener un seguro automotriz, tanto el conductor, los pasajeros y cualquier tercero damnificado estarán cubiertos ante todos los problemas que aparezcan como consecuencia del accidente, desde pérdidas materiales hasta los gastos médicos que mencionamos.

El seguro de responsabilidad civil cubre el pago de las indemnizaciones por daños corporales, materiales o patrimoniales causados a terceros que pudieran ser culpa del asegurado o de las personas de quien deba responder, por hechos derivados de su vida privada o profesional. Además debe cubrir también la constitución de fianzas y costas judiciales exigidas al asegurado por reclamaciones de terceros, siempre que el motivo de la reclamación esté incluido en la cobertura contratada.

Conducir sin seguro no es una opción. Debes tener en cuenta todos los beneficios que recibes por el simple hecho de estar asegurado. Aunque a veces se complica la situación económica, nunca recortes tus gastos sacrificando tu póliza del auto porque te estarás deshaciendo de un beneficio necesario ante un accidente, donde estarás obligado a pagar de tu propio bolsillo todos los gastos que lastimosamente se generen en caso de que tengas o causes un accidente, sin la certeza de que el auto quede en óptimas condiciones.