¿Cómo tomar las curvas en carreteras?

En la mayoría de las carreteras de Ecuador, los conductores se encontrarán con muchas curvas. Algunas más peligrosas que otras. No importa por qué carretera estés transitando, o la provincia que atravieses. Es muy probable que te encuentres con una curva, por eso es importante conocerlas y saber cómo “abordarlas”. Sigue leyendo para que conozcas los mejores tips para tomar las curvas en carreteras del Ecuador.

Tipos de curvas

Antes de los tips, es importante que sepas que hay distintos tipos de curvas, y que el mejor abordaje será diferente dependiendo de qué tipo sea:

Curvas cerradas

curva cerrada

Aumenta el grado de dificultad cuando nos encontramos ante un giro de 180 grados, lo que se conoce como una “horquilla”

Curvas abiertas

curva abierta 1

El modelo más sencillo corresponde a aquella curva amplia que podemos encontrarnos en cualquier autopista o carretera de buen trazado.

Curvas en ángulo recto

Curva abierta.
Curva abierta.

Ante una curva de 90 grados, la trayectoria que vamos a seguir con el vehículo es semejante a la que realizamos en una curva amplia variando, únicamente, el punto de entrada a la misma.

Curvas de doble radio

 

Captura de pantalla 2018-03-22 a la(s) 12.28.13

Este tipo merece más atención, sobre todo aquellas en las que el radio de la curva se cierra a medida que se entra en ella. El problema es que si el conductor se confía existe una alta posibilidad de salirse de la curva.

Importantes consejos para lograr la curva perfecta

¿Cómo es la curva perfecta? Suele ser la línea más abierta de todas las posibles ya que – al ser tan abierta – giramos menos, el auto sufre menos, y te permite ir a la velocidad adecuada, pero con un margen de seguridad y de control mucho mayor.

Curvas
Es sumamente importante saber cómo tomar una curva.
  • Antes debes tener siempre las dos manos sobre el volante.
  • Si al entrar a la curva llegas frenando al salir lo harás acelerando,  esto se hace con la intención de que tu auto no pierda todo el impulso que trae.
  • Cuando estés pasando por el centro de la curva, no debes acelerar ni frenar, permitiendo que el auto se asiente bien en su trayectoria.
  • En caso de incurrir en un exceso de velocidad a la entrada de la curva, lo más recomendable es desacelerar sin pisar el freno, quitando el pie del acelerador del vehículo.
  • Tener un sistema de rastreo digital que indique las rutas y te permita saber qué tipo de curvas tienes delante, así sabrás cómo abordarlas.
  • Recuerda estar atento por si hay lluvia o algún factor climático que pueda influir en cómo atraviesas la curva.
  • Antes de entrar trata de valorar qué tipo de curva es y decidir a qué velocidad la vas a tomar.

Lo que no debes hacer nunca

  • No se aceleres mucho al entrar en la curva. Esto aumenta el peso de la parte de atrás del auto y se pierde adherencia. Cuando esto pasa el vehículo no obedece a la dirección y esto generará una gran dificultad para entrar en la curva.
  • No debes acelerar antes de que el carro esté bien apoyado. Una ligera aceleración, demasiado pronto, puede cambiar la actitud que el vehículo adopta.
  • No ser bruscos con el volante. El auto reaccionará según la orden que le demos y si pierde adherencia y el giro fue agresivo, reaccionará bruscamente.

Es importante que tu, como conductor, puedas “sentir” el peso del auto y la adhesión de las llantas antes de pretender alcanzar velocidades más altas. Y también debes recordar que todos los autos dependen de diversos factores para establecer su comportamiento dinámico: el diseño aerodinámico, la relación de pesos frente-trasero, la potencia, entre otros.

Además de estos consejos, recuerda que existen dispositivos GPS que indican con precisión la ubicación de cada curva dentro de la ciudad. Permitiendo un manejo mucho más seguro.

Por: Carolina Vilches