¿Te vas de viaje en tu auto? Conoce qué revisar antes de salir

Antes de salir de viaje, no olvides pensar en la seguridad de los tuyos, y cómo asegurarte que sea un viaje tranquilo, que no ponga en riesgo a tu familia. Para lograrlo, te recomendamos revisar antes de salir los siguientes aspectos de tu auto. Eso sí, hazlo con tiempo para que tus planes se puedan mantener en pie.

Nivel del aceite

Viaje en tu auto
Nivel de aceite

Es súper importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante antes de iniciar un viaje. Esto lo puedes chequear tu mismo, de hecho el medidor de aceite tiene dos rayitas que indican el mínimo y el máximo de aceite. No olvides chequear esto con el motor frío, ya que si no es así, la medición del aceite no será certera.

Si el auto tiene poco aceite, le debes añadir también con el motor frío. Nunca se debe llegar al máximo del medidor.

Luces

Viaje en tu auto
Chequeo de luces

Antes de salir, debes verificar el alineado de las luces de los faros y corregirlo si es necesario. Se debe supervisar el correcto funcionamiento de todas luces: direccionales, intensas, luces medias, luces diurnas, luces de freno y de retro, posición, freno, marcha atrás y antiniebla traseras; intermitentes y si disponemos de ellas, luces diurnas, entre otras. Asegúrate que todas funcionen correctamente y si no es así, arréglalas con tiempo antes de tu viaje.

Los frenos

Viaje en tu auto
Sistema de Frenos.

Esta revisión te aconsejamos que la hagas con un mecánico de confianza. Él deberá hacer una comprobación de los frenos, allí verán si el grosor de las pastillas de freno es suficiente para el recorrido largo que estás próximo a hacer. También revisará el líquido de frenos. El nivel de este último debe estar entre el mínimo y el máximo, según lo indica su contenedor. El especialista además te recomendará el producto más adecuado según la marca, modelo del vehículo y el uso que se le da habitualmente. No olvides mencionarle sobre tu viaje y cuántos kilómetros vas a recorrer.

Llantas

Viaje en tu auto
Revisa si tus llantas están bien para el viaje.

Los neumáticos son como los zapatos de nuestro auto. Si están en mal estado, el vehículo lo va a sentir, y los pasajeros también. Comprueba que las cuatro estén en perfecta condición: sin cortes o perforaciones (ojo con los clavos). Estas no deben estar desgastadas, ya que si se presenta una lluvia o granizo durante el viaje, puede ser muy peligroso.

En cuanto a la presión, consulta con un experto cuál es la mejor según a donde vayas: llano o altura, ya que puede variar.

No olvides aplicar todo esto también con la llanta de emergencia: controlar la presión y que no esté desgastada, por cualquier eventualidad que se presente.

Un tip extra para tu viaje: coloca las maletas más pesadas en la parte inferior de la cajuela, equilibrando los pesos por cada rueda.

Los amortiguadores

Viaje en tu auto
Amortiguadores

Unos amortiguadores en mal estado pueden llegar a provocar accidentes, ya que causan inestabilidad en el carro, sobre todo, al frenar y en las curvas.  También pueden ocasionar desgastes irregulares en las llantas. Por ello, antes de viajar hay que comprobar el estado de las suspensiones.

No es tan difícil comprobar el estado de los amortiguadores, pero te recomendamos asistir donde un mecánico de confianza. Como dato extra, estos suelen requerir un cambio tras unos 50.000 ó 60.000 kilómetros.

Elementos auxiliares

Por último, verifica que llevas todo lo obligatorio y que está en buen estado. Revisa que el auto tenga la gata y la llave, por si en el camino debes cambiar el neumático, además del triángulo de emergencia y una linterna. También lleva siempre un botiquín, por cualquier emergencia que se presente. ¡Buen viaje!