Problemas comunes al estacionar en la calle…¿cómo evitarlos?

¿Siempre dejas el auto estacionado en la calle? Aquí te contamos los problemas más comunes al estacionar en la vía pública y cómo puedes evitarlos.

Altos costos

Estacionar en la calle
Buscar donde parquearse es siempre un dolor de cabeza.                                                                                Foto: La Hora, Ecuador, 2011

Empezamos por lo que más nos duele a todos, el bolsillo. ¿Cuál es el primer problema de parquear en la calle? El costo. Muchas veces los cuidadores informales te dan tickets para que pagues $2.00 para quedarte ahí. Normalmente estacionarse en la calle  (si hablamos de la zona azul que se aplica en Quito) cuesta 0.40 centavos por hora… y si te quedas ahí por trabajo todo el día puede salirte alrededor de $3,20. Eso, al mes, significa $64 dólares y un dolor de cabeza.

¿Cómo evitar esto? La única opción tal vez sería conversar con la persona que cuida los vehículos y llegar a un acuerdo de pago mensual, así le facilitas esto a tu bolsillo y él se asegura a fin de mes un valor.

No hay parqueo

Estacionar en la calle
No siempre hay un lugar para parquearse.

Me pasa siempre. Cuando estás dispuesto a desembolsar el dinero, no hay lugar para parquearse. Y te toca irte súper lejos, a veces hasta olvidándote de donde lo dejaste. Solo si sales muy temprano de tu casa, casi 2 horas antes de tu hora de entrada, encuentras. Así no vayas al trabajo, sino a hacer un trámite. Pasa lo mismo.

Hay dos soluciones posibles para este pequeño gran problema. La primera, hablar con el cuidador de la zona para que te guarde puesto. Aplica nuevamente lo del pago mensual y con eso, él feliz te lo guarda. La segunda es una solución más que nada si olvidas dónde dejaste el auto: adquiere un servicio de rastreo satelital que te indica exactamente dónde está tu vehículo. Nunca falla.

Amenaza constante de robo o daños

Estacionar en la calle
Dejar el auto parqueado en la calle y objetos de valor a la vista es algo bastante común.

Este es otro grandísimo problema. Claro, dejas tu auto en la calle parqueado y cuando vuelves, te rompieron el vidrio y se llevaron algo que sin querer dejaste a la vista. Y el cuidador justo en ese momento no estaba ahí. Incluso se de personas que han vuelto tras un trámite y el carro no está.  

También hay personas – por diversas razones – que al ver un auto en la vía pública lo rayan o golpean. Y cuando llegas y ves un vehículo por el que has sacrificado tanto, con un daño así, te dan ganas de no sacarlo nunca más.

Para el tema de robos, lamentablemente no tengo más que una solución: tener alarma y si esta te avisa directamente al celular (sí, hay servicios que lo hacen) llamar rápidamente a la policía. También aquí aplica el rastreo digital, en caso que se te lleven el auto. Incluso hay servicios que te avisan cuando abren la puerta del carro.

Choques

Estacionar en la calle
Al dejar el auto parqueado en la calle corres el riesgo de que sufra un pequeño choque.

Otro problema super común. Los choques. Cada vez que dejas un auto parqueado en la vía pública, corres este riesgo. Sea porque el de atrás no calculó bien o sea porque un auto salía de un garaje y “no te vio”. Y lo peor es que se van, y no hay cómo saber quién hizo el daño.

La solución: trata de parquearte donde nadie más lo pueda hacer atrás y deja un buen espacio adelante para que el que está ahí, al querer salir, tampoco te haga daño. Evita parquearte muy cerca o frente a una salida de autos o garajes. A veces los dueños de casa salen sin fijarse en que hay alrededor.

Si sigues estos consejos, probablemente te ahorres unos dolores de cabeza. Eso sí, si vas a parquear lejos, lleva zapatos cómodos para también evitar dolor en tus pies y ampollas.