Un solo dueno, cero golpes en perfecto estado.