Perfecto estado, sujeto a cualquier prueba