¿Quieres cambiar tu vehículo por otro, pero no sabes cómo sacarle el mayor provecho al que tienes actualmente? Y claro, necesitas una buena entrada para comprarte ese carro que tanto te gusta, así que necesitas demostrar verdaderamente el buen estado que tiene el que te lleva a todas partes hoy en día. No te preocupes, aquí te aconsejamos para que puedas hacerlo.

Conoce el mercado

Primero lo primero. Debes antes que nada, saber cuanto es lo máximo y lo mínimo que puedes sacarle a tu vehículo actual. Debes conocer el mercado que enmarca a tu vehículo. ¿Cómo? Te damos tres opciones, aunque es mejor si las haces todas: pide un avalúo a los profesionales del sector (mecánicos, concesionarios, revendedores, etcétera); consulta a una empresa aseguradora sobre el valor real del automóvil en el mercado; y averigua cuánto piden otros propietarios por autos similares.

Destaca las cualidades de tu auto

Destaca las cualidades de tu vehículo
Destaca las cualidades de tu vehículo

Debes ser lo más claro posible, y así resaltar los datos importantes. Muchas veces pasa que, por no destacar lo importante, los compradores simplemente no ven tu anuncio – más aún si publicas en internet.

¿Cuáles son esos datos?

  • Marca y el modelo.
  • Saber que el vehículo no ha sufrido accidentes.
  • Tener superados todos los controles mecánicos.
  • El estado del chasis y la carrocería.
  • La cantidad de propietarios que haya tenido.
  • El estado del motor, tipo de combustible que utiliza y el consumo.
  • El estado de la tapicería.
  • Los accesorios de seguridad y confort.
  • El precio.

Intenta no dejar fuera ningún detalle importante.

Haz que tu carro esté como nuevo

arreglar auto
Haz que tu carro esté como nuevo

No te olvides, antes de anunciar, de hacer aquellos cambios y mantenimientos básicos con el fin de evitarle problemas y trabajo al posible comprador y déjalo en las mejores condiciones posibles para evitar reclamos a futuro. Revisa la batería, las luces  (incluso las internas) y las llantas. Si tiene algún rayón, hendidura o choque, arreglalo antes de anunciarlo. Además, no olvides:

  • Asegurarte que no tenga problemas mecánicos ni golpes en el chasis.
  • Limpiar las ruedas para que no tengan el polvo de los frenos y dale una capa de un limpia ruedas brillante para que estén como nuevos.
  • Realizar todos los servicios que necesite el auto y cámbiale el aceite.
  • Pedir un reporte de historial y mostrárselo al comprador para que vea que no tiene problemas y que lo que marca el odómetro es en verdad el kilometraje original del auto.

Haz que tu carro se vea como nuevo

RSDF
Haz que tu auto se vea como nuevo

No basta con que el auto esté bien: debe reflejarlo por fuera y por dentro. La limpieza, el orden y los detalles refuerzan la sensación de cuidado. Si el propietario se preocupa por limpiar, aspirar, encerar y perfumar su auto, es igual de cuidadoso con la parte mecánica y estructural. Esto le deja una buena sensación al comprador, le da confianza. No olvides un buen lavado y una limpieza del interior exhaustiva.

Esto también te ayuda para las fotos del anuncio. Te recomendamos hacer dos de los laterales, una frontal, otra de la parte trasera, una del interior y una más del motor, con el capó levantado. Así se nota que no estás escondiendo nada, más bien eres súper transparente.

Elige bien donde anunciar tu auto

Muchas personas deciden vender su auto de la forma más tradicional: en el periódico. O simplemente ponen un letrero en el auto, que dice “Se Vende”. Estos son muy efectivos. Pero hoy en día lo más conveniente es usar un sitio especializado en materia automotriz. Así sabes exactamente a qué público le estás llegando y el nivel de visibilidad es mayor.

También puedes usar las redes sociales para promocionarlo entre tus conocidos y amigos. Así se lo puedes vender a alguien de tu confianza.

Todos estos pasos son importantes para sacarle el mayor provecho a tu auto. No te digo que cobres más de lo que cuesta tu auto, pero sí lo justo. De esta manera en poco tiempo podrás tener el carro que tanto querías.

Por: Carolina Vilches