Cada cuanto cambiamos de auto

La realidad del mercado automotriz en Ecuador

 El mercado de autos en Ecuador vive un momento curioso y, a la vez, delicado. Distintos factores y variables se juntaron para que este 2015 tenga tonos diferentes en comparación a años anteriores. Muchos creen que el bajón en ventas que el país vive es especulación, pero las cifras hablan por sí solas.

Los datos que la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEAE) registra en este año son preocupantes. Veamos esta situación de lo general a lo particular, de lo macro a lo micro.

Unidades vendidas por año

Al paso del presente año, el 2015 se proyecta a ser el año con peores ventas en el Ecuador de la última década:

 AÑO  UNIDADES
 2010  132,172
 2011  139,1893
  2012  121,446
  2013  113,812
 2014  120,060
 2015  85,000 (proyección)

Cifras del 2015

De enero a junio de este año, se han vendido 46,662 unidades, 9,517 automóviles menos en relación al año pasado, es decir ¡-17% del mercado!

Tomemos como muestra el pasado mes de julio (último mes actualizado en ventas y cifras del año). En este mes ha sido el mes más bajo en Ecuador en los últimos 5 años. Todas las concesionarias y vendedoras automotrices vendieron una modesta cantidad de 6,594 de vehículos nuevos, 2,6% menos que el mes anterior, claro síntoma de que el mercado va cayendo mes a mes. Las cifras son aún más tétricas en comparación a julio del año pasado, el mercado ha caído considerablemente en un 33.3%.

Factores y consecuencias de una crisis

¿Por qué estamos en este momento? ¿Saldremos del mismo? Muchos factores agudizaron poco a poco la crisis y fueron oscureciendo de a poco el panorama.

Una de las principales variables ha sido la reducción de cupos en importación automotriz. Este año, el límite de de automóviles que se permite importar es de 25,000 unidades, !47% menos de lo permitido en 2014!

Otro factor clave proviene ya no de reglamentos de venta, si no más bien de facilidades de compra. Existe una rigurosidad más notoria en la entrega de créditos y préstamos del lado bancario. Cifras de la Superintendencia de Bancos, presentan que la cantidad de créditos comerciales se redujeron en un 23.52% hasta mayo del 2015.

Finalmente, el último factor es un poco ambiguo, sin dejar de ser una de las variables más cambiantes y con mayor influencia en no sólo el consumo automotríz si no en el consumo en general. La situación económica que vive actualmente el Ecuador no es la misma de los últimos años. No es ningún secreto que el precio del petróleo (una de las mayores fuentes de ingreso de nuestra economía) está por debajo de lo esperado. Esto desencadena una serie de medidas para restaurar el balance económico. La restricción de importaciones antes mencionada, es una de estas.

¿Qué consecuencias de primera mano se pueden esperar? Lo más obvio, y que todos hemos sentido, es el alza de precios de automóviles importados. De igual manera, la cantidad y variedad de modelos que muchas marcas ahora pueden ofrecer será mucho más limitada. Inclusive, marcas e importadores de pequeña escala cerrarán operaciones (algunas concesionarias menores han reducido su cupo de importación hasta un 95%) , llevando consigo trabajos de decenas de personas.

El futuro es incierto, pero las consecuencias que el momento que el mundo automotriz vive en el país son palpables. Por el bien de las personas que trabajan en este medio, y de los amantes de los autos como nosotros, esperemos que el próximo año sea diferente y, en medida de lo posible, mejor para una industria herida pero firme en Ecuador.