Conducir en Mal Clima

Conducir en mal clima: apuntes de un experto local

Consejos prácticos para conducir con mayor seguridad en los escenarios locales. Mauro Araque propone una introducción al manejo defensivo y da tips para la conducción en condiciones adversas que podrían generarse por la ceniza volcánica y las inundaciones.

El experto

Mauro Araque es jefe del área de camiones en Proauto y mecánico empírico de por vida. Actualmente cursa el último año de Mecánica Automotriz en la Universidad San Francisco de Quito. Su historia profesional se ha construido en 9 años, en los que ha pasado por Mazda, Toyota y Chevrolet. Ha estado en las áreas de repuestos, comercial, asesoría en servicio y fue jefe de patio. Tiene certificaciones internacionales en tema de repuestos y parts advisor. Además, Mauro forma parte de Tierras Altas, un club de 4×4 que tiene sede en Latacunga y está conformado por 13 amigos. Desde hace 5 años, ellos organizan paseos y carreras con el objetivo de disfrutar de los autos y cuidar la naturaleza. En 2014, emprendieron la Travesía del Pacífico, que consistió en descender de los 4000m de altura a los 0m. Salieron del Cotopaxi y bajaron hasta Pedernales, llegaron a Cojimíes donde tocaron la arena.

Definiciones básicas: Condición adversa y manejo a la defensivaClima 2E

Salir de casa en una mañana soleada, prender el auto sin inconvenientes técnicos y transitar por las vías de la ciudad. Esa secuencia básica logra describir un panorama de conducción estable de manejo. ¡Lluvia! Esa podría ser una de las condiciones adversas más comunes que un conductor podría enfrentar, es un ejemplo de un factor que rompe los parámetros normales al conducir.  Mientras haya un milímetro de agua entre el pavimento y la llanta, el vehículo se desliza al desplazarse, y cualquier medida técnica que se considere o accesorio que se incorpore puede verse vulnerado. Así, para tomar acciones en escenarios adversos, es importante adaptar la actitud de conducción al entorno. En el caso de la lluvia, disminuir la velocidad y modificar la técnica para frenar: bajar las marchas progresivamente. Además, es indispensable adelantarse a los comportamientos del resto de actores que circulan en las vías, estar alerta y tratar de predecir sus próximos movimientos para tomar precauciones y evitar accidentes. Es necesario adelantarse a las condiciones del clima y del camino. Estas consideraciones son las reglas generales para ejercer el manejo a la defensiva.

Recomendaciones destacadasClima 3E

Como parte de su trabajo, Mauro Araque ofrece cursos de manejo a la defensiva. Si tuviese que puntualizar y dar consejos básicos dentro del tema, el mecánico propondría los siguientes:

–       Como principio básico, mantener el vehículo en óptimas condiciones para evitar daños y arreglos inesperados

–       “Si tomas el tiempo con un cronómetro, preparar el auto de manera adecuada antes de conducir no lleva más de tres minutos”. Esto implica sentarse, colocarse el cinturón de seguridad, ajustar los retrovisores y sintonizar la emisora o poner la música que quiera escuchar. Todo esto antes de ubicar las dos manos en el volante. Cubrir todos los pasos de este procedimiento asegura que una vez en movimiento, el conductor no tendrá que atender estas necesidades y podrá estar en total alerta a las acciones del resto.

–       Restringir el uso del celular solo a las pausas en semáforos

–       No conducir si se ha ingerido alcohol. “Pese a que las leyes ahora son más estrictas en el tema (por la mínima multa puedes ir tres días a prisión), el alcohol sigue siendo un causante de accidentes”. Se recomienda revisar los servicios que los auxilios mecánicos y seguros ofrecen en cuanto a conductor designado.

–       Reducir el riesgo evitando condiciones adversas. Por ejemplo, es aconsejable no conducir a las 5am o a las 6pm ya que la luz es indefinida, no corresponde ni al día ni a la noche y por ello las luces no aseguran visibilidad.

Clima 4Consejos para afrontar la ceniza volcánica

Al hablar del mantenimiento del auto, la caída de ceniza no necesariamente será perjudicial. Los carros están diseñados para absorber polvo. Si absorben ceniza y el filtro de aire está en buen estado, este retendrá las partículas y el motor no se verá afectado.

Podría presentarse desgaste en la pintura, la chapa, los vidrios y los plásticos del auto si no se limpia correctamente la ceniza, tomando en cuenta que esta está compuesta por partículas de roca, lava petrificada y vidrio,  y que podría contener azufre. Así, para lavar los vehículos hay que tomar en cuenta un procedimiento especial. En primer lugar, es necesario quitar la mayor cantidad de ceniza con aire y luego mojar las superficies. Se recomienda lavar a continuación la carrocería, usando un shampoo con ph neutro. Limpiar con una esponja suave y mantener las superficies siempre lubricadas para reducir los riesgos de rayones. Por último, secar el vehículo con trapos de microfibra de buena calidad.

Clima 5Al hablar de la conducción con ceniza en el ambiente, es importante considerar que las luces pierden gran parte de su utilidad. Al no ser neblina ni oscuridad, más que para iluminar y aumentar la visibilidad, las luces servirán para reconocer a otros autos en la vía y que estos te reconozcan. Por ello, se recomienda revisar y mantener en perfecto estado las luces delanteras y posteriores del vehículo. En caso de perder visibilidad en medio de la ceniza, se aconseja conducir pegado al lado derecho y seguir la línea de la vía con las luces de parqueo encendidas, ellas indican que te estás moviendo con precaución.

En caso de usar las plumas para limpiar el parabrisas, se recomienda aplicar primero agua para remover las cenizas y evitar rayones en el cristal.

Consejos para afrontar inundaciones

Clima 6Si es absolutamente necesario desplazarse en el auto en medio de una inundación, se aconseja verificar antes de atravesar charcos. La única forma es bajarse, hay que mojarse y tratar de medir hasta dónde llegará el agua, si te va a  tapar o no. En autos bajos, solo es recomendable cruzar charcos si estos cubren únicamente las llantas. En un vehículo grande, 4×4, camioneta o SUV, el agua será transitable si cubre hasta la mitad de la puerta del vehículo. Si se decide atravesar, se debe entrar en una velocidad constante que no sea rápida ni lenta. Si se siente que el golpe de agua lleva a una pérdida de viada, hay que acelerar un poco pero no al extremo que el agua se levante y moje los componente eléctricos. Si en el camino se encuentra algún obstáculo, hay que dar retro sin temor a que el escape se llene de agua. Este expulsa gas y eso impide que el agua entre, siempre y cuando se mantenga una velocidad constante. Si se para o apaga el auto, habrá inconvenientes.

Si está pensando en adquirir un auto

Mauro Araque recomienda la compra de un auto grande y antiguo sobre uno pequeño y nuevo, considerando las condiciones climáticas, riesgos naturales, carreteras y conductores del país. “En el caso no deseado de un golpe, un carro viejo pero grande ofrecerá un respaldo para su integridad y la de su familia. Los automóviles nuevos tienen tecnología más avanzada pero en caso de un choque fuerte, probablemente se acabe el auto”.